Según el “Estudio sobre el valor económico del diseño en España” realizado por la Escuela Universitaria de Diseño e Innovación (ESNE) y la Universidad de Valencia y presentado ayer por el Observatorio Español de Diseño (OED), el volumen de negocio de este sector alcanzó la cifra de 73,6 millones, lo cual supone un descenso con respecto a hace cuatro años del 25,4%.

El peso de la actividad de este sector en el Producto Interior Bruto (PIB) pasó del 9,2% del total en el 2008 al 6,9% en el 2011.

A finales de 2011, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de empresas del sector era de 229040, de las cuáles el 68% eran de diseño gráfico, industrial, moda e interiores. Sin embargo, los portales web han supuesto un incremento pasando del 13% del total en el 2008 al 17% en el 2011.

El estudio elaborado por el OED asegura que el diseño “correctamente gestionado supone una ventaja competitiva para cualquier empresa y es un factor de rentabilidad económica para cualquier sector”. Defiende el OED estimularlo a través del emprendimiento y la educación “y con la colaboración del sector público y privado”.

En la presentación, Begoña Cristeto, consejera delegada de la Empresa Nacional de Innovación (Enisa) ha motivado a las pequeñas y medianas empresas a incluir el diseño y la innovación en sus proyectos de negocio “pues es la única forma para que sean competitivas en los mercados globales actuales”.

Según el estudio, Madrid se encuentra a la cabeza con un total de 45711 empresas y un volumen de negocio de 27,4 millones de euros al cierre del pasado año. Le sigue Cataluña con 41653 empresas, Andalucía con 26347  y Valencia con 17673.

Luis Manuel Tolmos, director de I+D de ESNE y responsable de la dirección del estudio, afirmó que muchos gobiernos han puesto en marcha políticas y programas que promueven la inclusión del diseño en el proceso económico “para conseguir así la creación de empleo y mayores oportunidades de negocio”.

El presidente del OED, Rafael Díaz, cree muy importante que las empresas y la universidad caminen unidas puesto que las empresas son las que dan contenido a la marca España.