Los españoles compran en internet, pero la oferta local online es muy mejorable, según advirtió ayer Borja Adsuara, director general de Red.es. La entidad dependiente del Ministerio de Industria presentó el Libro Blanco de Comercio Electrónico, que revela que el 42% de las empresas en España no tiene presencia en internet.

Son muchos los consumidores que reconocen que comprarían más a través de internet si la oferta española mejorase, según explicaron ayer Elena Gómez, presidenta de la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) y Borja Adsuara, director general de Red.es. Ambos recordaron que todavía el 42% de las empresas en España no tiene presencia en internet, “pese a que existe un gran futuro para los comerciantes tradicionales dentro del ecommerce, que puede ayudar mucho a salir de la crisis en España”, apuntó la responsable de Adigital.

almacen ecommerce

almacen ecommerce

Gómez insistió que las empresas españolas deben tener en cuenta que en el mundo hay 2.500 millones de internautas y que deben aprovecharlo. “A través de internet, podemos acceder a muchos mercados; no debemos conformarnos con el que está cerca de nosotros”. Durante la presentación del Libro Blanco de Comercio Electrónico, una obra de difusión gratuita dirigida a pymes y emprendedores que quieren poner en marcha un proyecto de venta online impulsada por Red.es, la presidenta de Adigital animó a todas las empresas a hacerlo: “Hace 10 años hacer una tienda online podía tener un coste de 500.000 euros; hoy se puede hacer por entre 5.000 y 10.000 euros. La tecnología es ya mucho más barata”.

Según los datos facilitados en el evento, el comercio electrónico movió 500.000 millones en 2011 y se prevé que alcance el billón de euros para 2015. “De esa tarta, Europa se llevó la parte más grande, un 35%. Y España, que facturó por este canal entre 10.000 y 11.000 millones, supuso en torno al 2%, así que el margen que tenemos para crecer es enorme”, añadió Gómez.

La directora general de Comercio Interior, Carmen Cárdeno, coincidió en la importancia de internet no solo para la internacionalización del comercio español, sino también para que las pequeñas tiendas se den a conocer en su entorno y atiendan mejor a los clientes tradicionales. Cárdeno pidió mayor cooperación entre los comerciantes para poner en marcha plataformas de comercio electrónico que dinamicen el comercio minorista y destacó en esta línea una iniciativa del comercio andaluz.